Así limpiaba, así-así, así cocinaba, así-así…

Chic@s, ¡me siento optimista!

Por un lado, estamos en una etapa magnifica con los minis. Van creciendo, y vaya si se nota. Ya prácticamente lo pueden hacer todo ellos solos: vestirse, por supuesto (y desvestirse, que parece pero ¡no es lo mismo!), pero también bañarse (que no prepararse el baño, pero si lavar el pelo, entrar y salir, para gran satisfacción de mi pobre espalda), acicalarse (parecen monitos ocupándose el uno del otro), hacer los deberes (la mini mayor), recoger (sobre todo la mini-mayor, pero vamos mejorando), poner la tele (ejem, ejem, por lo menos ¡preguntan primero!), y hasta poner la mesa para el desayuno (y en contadas ocasiones, cuando mami y papi están muuuuuuuuuuuy vagos, desayunar solitos).

En serio, están encantadores (menos cuando se pelean, todo hay que decirlo): alegres, divertidos, y muy en sintonía con sus padres. Sé que esto cambiara un día, es ley de vida. He calculado que tengo por delante unos cinco buenos años, y ¡vaya que si los voy a aprovechar!!!

Pero lo que os quería contar es que además me han salido unos minis muy útiles y colaboradores.

Resulta que a la mini-mayor nada le puede hacer más feliz en el mundo mundial que que le des un trapito y la dejes limpiar a su gusto. La mesa de la cocina, las puertas de los muebles, el fregadero… Os lo prometo, ¡es feliz! Un empezar y un no parar. Y encima la tía ¡lo hace bien!

Y el pocholo, que desde pequeño su sitio preferido ha sido la cocina, ¡ya sabe cocinar! Que sí, que sí, que me casca los huevos (vaya, ¡qué mal suena esa frase!) como nadie, sin miedo, con mucho salero y ¡mucho savoir-faire! Hace todo lo que le pida, remover, batir, verter… y sobretodo, ir probándolo todo, que le vamos a hacer, tiene debilidad por las cosas crudas :-) Como dice el mismo “je suis gourmand!

Así que yo esto lo veo, muy-pero-que-muy bien para mi futuro de madre vaga de primera clase. El pocho cocinando, la chiqui limpiándomelo todo, y yo: ¡A DISFRUTAR!!!!

A portarse bien :-)

Dr Jekyll y Mr Hide

Últimamente me pasa una cosa muy rara.

Soy como el pobre personaje del Dr Jekyll y Mr Hide. Vamos, que mi personalidad se desdobla cuál mujer poseída.

Dr_Jekyll_and_Mr_Hyde_poster_edit2

Cuando estoy en plan “mamá de los minis” soy una “jekyll” total. Me lo paso pipa. Me hacen reír. Están en una etapa buenísima. Me cuentan un montón de cosas divertidas, tienen razonamientos de coña y están en general muy alegres. Nos gusta mucho escuchar música y bailar juntos. Nos ha dado por escuchar viejos clásicos como el “Charleston” de Enrique y Ana, o “Maquillaje” de Mecano (¡qué nivel!), que bailamos al ritmo de a “la sillita de la reina”. Un cuadro. Cocinamos juntos. Me hacen de pinches excelentes y encima después “me comen” mucho mejor lo preparado (¡“cómete el pollo”!) También les gusta que les haga masajitos… bueno para la mini-mayor son masajitos, para el enano son cosquillas (es la monda, es acercarle un dedo y ya está doblado en dos a carcajadas). Y por terminar la lista, también somos muy fanes de leer… bueno, o de contar cuentos. La última moda digna de mención es que me piden que me invente historias – de misterio, nada menos – que les pasan en el colegio. Lo mejor son las ideas (y explicaciones) que me van dando a medio camino… En fin, que disfruto de su compañía a tope.

Pero el hecho es que, cuando estoy en el trabajo, ya prácticamente nunca pienso “activamente” en ellos. Sé que están bien, en el colegio y me convierto en Mr Hide. Me meto en lo mío, y se me pasan las horas, que por increíble que parezca, hasta se me hacen cortas. Me cuesta admitirlo, pero hay días en los que llega la hora de irme a casa, y hasta me da rabia, porque preferiría quedarme para terminar tal o cual cosa, o atender algún evento de “networking”, etc. Incluso he desarrollado rencor hacia el pobre germano porque él no tiene que dar explicaciones. Email del germano: “oye, que hoy llegaré más tarde que me han puesto una teleconferencia, ¿vale?” Y pienso: “¿y yo? ¿y yo? ¿por qué no puedo hacer lo mismo yo?” Y contesto: “Vale, ningún problema, nosotros empezaremos a cenar” (no os vayáis a asustar, que no es que trabaje TANTO, sino que aquí cenamos cuando vosotros ¡empezáis la merienda!)

Lo curioso es que, es hacer el trayecto que me separa de casa y juntarme de nuevo con ellos, que en un plis-plas el “hidismo” este se me pasa y alucino de que si quiera se me pasara por la cabeza quedarme trabajando. Digo, ¿pero estoy tonta? ¿Quién en su sano juicio preferiría más horas de oficina que de familia? De hecho, en cuanto salgo de la oficina, me entra una gran alergia al móvil y no aguanto la vibración continua de los dichosos emails que no paran nunca de llegar.

Pero al día siguiente es poner los pies en la oficina y sentirme poseída de nuevo.

En fin, que vivo en un sin vivir. Pero eso sí, entre unas cosas y otras ¡se me pasan los días volando!

A portarse bien :-)

¿De verdad es demasiado?

Este fin de semana lo hemos pasado prácticamente entero en el cole de mini-mayor. Se celebraba lo que aquí llaman la “Fancy Fair” y que en la mayoría de colegios tiene lugar hacia la primavera / fin de curso, ya que el clima es más clemente y se puede disfrutar más. Pero lo cierto fue que tuvimos suerte ya que este fin de semana, aunque ha hecho frio, la verdad han salido unos días muy secos y soleados (cosa rara).

fair people

Hemos “disfrutado” de juegos y actividades varias (incluido un aprendizaje sobre cómo ser mamá voluntaria para vigilar el castillo hinchable durante una larga hora – modestia aparte, tengo que deciros que ¡no se me da nada mal!), de una cena de clase con padres y niños en el refectorio del colegio, y hasta de unos fuegos artificiales tan logrados que daban ganas de felicitar a todos el año de nuevo.

fuegos-artificiales

Y pongo disfrutado entre comillas, porque qué queréis que os diga. Soy una persona muy sociable y en general estoy siempre dispuesta a apuntarme a saraos varios y conocer gente. Yo no sé si ya me voy haciendo vieja o si el hecho de haber estado de viaje toda la semana pasada me ha pasado factura, pero lo cierto es que SE ME HA HECHO PESADISIMO. No voy a entrar en detalles, pero a partir de ahora prometo escaquearme de este tipo de actividades todo lo que pueda, ¡resolución de fancy fair!

El caso es que también estuvimos presentes en unas charlas donde el tema principal fue como gestionar más eficazmente nuestro tiempo. Nos contaron una historia que me imagino es muy conocida, aunque yo no la había oído nunca. Resumidamente, la historia cuenta lo siguiente: Imagínate que tienes un tarro de cristal y lo llenas con unas grandes rocas. Llega un momento en que ya no te caben más, así que el tarro está lleno. Pero si ahora coges gravilla y la introduces en el frasco, y lo agitas un poco con cuidado, la gravilla llenara espacios vacios entre las piedras demostrando que el tarro no estaba lleno. Si repites esta operación primero con arena y finalmente con agua, en cada ocasión comprobarás que puedes llenar el tarro un poco más. Y ¿cuál es la moraleja? Algunos piensan que el mensaje es que con un poco de malabarismos, siempre puedes hacer más cosas durante el día, llenar más tu agenda. Pero no, la moraleja es que la única manera de llenar el tarro con todo este contenido de piedras, gravilla, arena y agua, es empezar metiendo las piedras más grandes. Estas representan las prioridades en tu vida. Si no cubres primero el espacio que tienes con tus prioridades, no te quedara espacio para el resto. A cada uno le toca definir e identificar sus prioridades y asegurarse de que estas caben en su tarro.

stones

Personalmente me gustó bastante la historia. Pero después también se lanzó un mensaje para indicarnos que como padres no deberíamos llenar demasiado la agenda de nuestros hijos. Entre el cole y los deberes, no hay que exagerar con el número de actividades extraescolares u otras a los que les enfrentamos. Y aunque lo hicieron de una manera bastante emotiva – salieron varios niños con un cartelito cada uno con mensajes en ese sentido – también me pareció un medio de pasar el mensaje bastante manipulador.

Estoy de acuerdo en que no hay que exagerar, y que al igual que a nosotros, a los niños les encanta pasar tiempo en casa, jugando tranquilamente o simplemente pasando tiempo en familia, sin hacer “nada”. Es más, soy defensora de que el aburrimiento es bueno, ya que nos hace ser más imaginativos e innovadores, de ahí que llevemos ya dos años y pico sin poner la tele los días de colegio. También estoy de acuerdo en que siempre hay que dar prioridad a pasar tiempo en familia, cocinar y comer juntos, leer, tener proyectos. Pero vamos, de ahí a que me digan que pobrecitos los niños de hoy que tienen clases de inglés, natación, baile, música y qué se yo…

A mí al contrario, me parecen unos privilegiados. Qué suerte el poder probar tantas cosas y el que se les apoye a desarrollar actividades artísticas, deportivas o de otra índole. Lo que me parece increíble es que en los tiempos que vivimos, todavía nos queden ganas y energía a los padres para informarnos sobre estas actividades, llevarlos y traerlos, y sacar tiempo y dinero para todo esto. Personalmente, yo los apunto a actividades en el colegio si son interesantes (por ejemplo el mini-pequeño hace allí tenis) y los llevo a la piscina todos los viernes por la tarde y a la mini mayor a baile los sábados por la mañana. Para mí esto es un gran esfuerzo, sobre todo los viernes que me toca salir escopetada para llegar a hacerlo todo, y mi única motivación es que ellos disfruten, aprendan algo que les guste y les haga felices (a la par de ser útil en muchos sentidos, practica, pero también emocional y físicamente). No me gusta nada que se malinterprete ese esfuerzo como una manera de simplemente entretenerlos o no tener que ocuparme de ellos unas horas.

Estoy un poco harta de que hagas lo que hagas, siempre haya una ola de críticas… Si no les das oportunidades porque no se las das, y si las das, porque lo haces desde un punto de vista egoísta, o porque tu única motivación es llenar un vacío que tuviste tú o porque quieres que sean los mejores en todo. Pues no, yo reivindico la suerte que tienen mis minis de poder hacer tantas cosas y explorar el mundo y aprender tantas lecciones útiles de estas actividades. Y pienso seguir dándoles esas oportunidades mientras me lo pueda permitir. Y reivindico que hay muchas maneras de ser buenos padres, de pasar tiempo con nuestros hijos, sin por ello tener que privarles de tener nuevas experiencias y la oportunidad de aprovechar su tiempo.

fotos-de-niños-con-camisetas-multicolores

Eso sí, seamos racionales y apliquemos la teoría de tarro también con ellos, es decir, hay cosas para las que innegablemente hay que tener tiempo y otras que son una elección. Pero el tener las grandes piedras bien metiditas en el tarro no quita que este no pueda estar lleno hasta los topes con otras muchas cosas enriquecedoras.

Besos y abrazos :-)

10 ideas para tener un año más sano y feliz

¡Feliz 2015! Espero de verdad que hayáis entrado en este nuevo año con buen pie y mucha ilusión. Yo si lo he hecho. Por suerte nos hemos juntado con un grupo de amigos (y niños) y hemos celebrado la noche vieja a lo grande. No ha habido excesos, pero hemos hecho diversas tradiciones alemanas, húngaras y finlandesas – este año ¡no ha habido uvas!, y sobretodo nos hemos reído un montón. Estoy contenta de haber despedido el 2014 entre carcajadas y dado la bienvenida al 2015 con alegría. Haciendo balance del último año con el germano, hemos coincidido los dos que al 2015 solo podemos pedirle seguir como estamos, porque desear más seria imposible. Así que, no sé si conocéis este dicho pero “virgencita, virgencita que me quede como estoy”.

En fin, vengo a contaros mi lista de diez cosas para conseguir tener un año más sano y feliz. Espero que algún consejillo os sirva de inspiración y que consigáis instaurar algún buen hábito nuevo que mejore vuestro estilo de vida para siempre. Algunos consejos por supuesto son mega-conocidos, otros a lo mejor os sorprenderán pero os aseguro que todos son positivos y factibles.

Aquí va mi lista de 10 ideas para tener un año más sano y feliz:

sleep well

Idea numero 1: Dormir bien. Y para ello ¡hay que crear buenos hábitos! Hay que dormir suficientes horas para estar funcional. Personalmente, yo necesito entre 7 y 8h para estar bien, de buen humor, y en mi mejor capacidad mental. Para ello y dado que la mayor parte de nosotros tenemos que levantarnos temprano, hay que acostarse pronto. Consejo número uno: APAGA LA TELEVISION. Te aseguro que un par de horas más de sueño merecen más la pena que cualquier programa chorra del momento, o la peli esa americana que van a cortar trescientas veces para poner anuncios. Si de verdad quieres ver algo, grábalo y elije tu cuándo lo vas a ver y cómo. Además, se duerme mejor con el estómago no demasiado lleno, en una habitación agradable, que haya sido aireada cada día. Si lo que te cuesta es quedarte dormido, lee un buen libro antes de apagar la luz. Si el problema es que te despiertas a las tantas de la madrugada por preocupaciones o estrés, cuanto antes te hayas acostado, mas posibilidades habrá de que todavía te quede tiempo para poco a poco volverte a dormir un buen rato, o en el peor de los casos, al haberte acostado pronto quizá ya hayas dormido lo suficiente y ese día pues te levantas a las 5 y tampoco pasa nada.

eat well

Idea numero 2: Comer bien. Y la mejor forma de hacer esto es cocinar uno mismo. En la medida de lo posible, compra solo productos frescos y utiliza muchas frutas y hortalizas. Si creas unas cuatro o cinco recetas “estándar” que no sean muy complicadas, con la practica seguro que las haces en un abrir y cerrar de ojos, menos tiempo que pedir algo por teléfono y esperar a que llegue, o precalentar el horno y esperar a que la pizza del super se haga. No saber cocinar, no es excusa. Nadie nace sabiendo, se aprende haciéndolo y solo la práctica te hará ser cada vez mejor. Todo lo que prepares tu será siempre mil veces más sano que lo que compres ya preparado (aunque le pongas un montón de sal, azúcar o aceite). Los fines de semana puedes preparar algunas cosillas más complicadas y congelar una parte. Para el trabajo, llévate las sobras de la cena. Tu salud te lo agradecerá y tu bolsillo también.

flossing-teeth

Idea numero 3: Utiliza todos los días hilo dental. En serio. Es uno de los mejores hábitos que puedes crear para mejorar tu salud. Resulta que usar hilo dental no es solo beneficioso para la higiene bucal, además tiene influencia en la incidencia de enfermedades cardiovasculares y diabetes. Además, por si fuera poco, parece que alarga los años de vida y por supuesto, ¡te permitirá tener una mejor sonrisa!

Laugh-154088490161_xlarge

Idea numero 4: Reír. Al parecer hay estudios que indican que los niños ríen unas 300 veces al día, mientras que los adultos… tan solo unas 5. Y está comprobado que reír, o todavía mejor, partirse de la risa, es súper sano para la mente y el espíritu. Nos tomamos las cosas demasiado en serio y con todas las responsabilidades que vienen ligadas a la vida de adulto, que no son pocas, hemos olvidado como relativizar las cosas. La vida es más sencilla de lo que pretendemos. No digo que haya que tomarse todo a broma, pero si es bueno relajarse, verle el lado cómico incluso a las cosas que más nos estresan.

hires-1

Idea numero 5: Hacer ejercicio. Que no quiere decir ir al gimnasio (o peor aún, pagar la cotización mensual ¡y no ir!). Camina, pasea, sal al aire libre tanto como puedas. Si tienes hijos, la verdad es que esto es muy sencillo, porque con ellos siempre habrá escusas para moverse en casa y salir al parque o lo que sea. Para mí la clave está en no ser vago. Sube las escaleras para llegar a la oficina. Ofrécete para ir a buscar algo. Muévete por la casa mientras haces las tareas cotidianas. Ve andando a hacer los recados. Y ya si te animas a hacer algo más en serio, anímate a salir a correr. Solo necesitas unas buenas zapatillas. Es un ejercicio que no tiene horarios, ni abonamientos, ni fecha, ni estaciones. Te pones las zapatillas y sales a correr (o hacer footing) media hora. Resultado garantizado: vuelves lleno de satisfacción y con un subidón de endorfinas que ¡te comes el mundo! Así  de sencillo. Si eres más de ir a clases, personalmente me encanta la zumba (que básicamente es aerobics bailando) y el yoga (para mejorar la flexibilidad y la resistencia).

music

Idea numero 6: Escucha música. La música puede ser mágica, es capaz cambiar tu estado de ánimo, relajarte, ponerte de buen humor. A mi desde hace un par de años me ha dado por escuchar jazz y blues. He encontrado una aplicación que te permite escuchar estaciones de radio de todo el mundo, y ya tengo identificadas unas cuantas con este tipo de música. Me encanta llegar a casa, ponerme cómoda y poner una de estas estaciones mientras hago cosas con los minis, o reojo, o cocino, o leo algo. Después hay ocasiones para escuchar la música del momento, poner música para bailar, o música clásica para sentir. En fin, la música tiene muchos beneficios.

tumblr_m597jeZmgU1qj3kt6o1_500

Idea numero 7: Work hard, play hard. Vale, todos tenemos cosas en nuestra vida o trabajo tareas diarias que no nos gustan demasiado (o incluso que aborrecemos). Pero ¿de qué sirve estar quejándose o renegar si sabes que no te queda más remedio? Es mucho más constructivo intentar hacer todo lo que se te pone por delante lo mejor que puedas. Dite a ti mismo, voy a hacer esta tarea genial porque yo puedo. ¿Que estamos hablando de fregar los platos? Pues los voy a dejar impecables, además voy a intentar utilizar la menor cantidad de agua posible, y de paso voy a dejar el fregadero como los chorros del oro. ¿Que el jefe te pide que hagas esa tarea que nadie quiere hacer y es increíblemente aburrida? Pues voy a meterme a ello como si fuera lo más interesante que he hecho en mi vida, voy a intentar aprender algo de ello, mejorar alguna de mis habilidades gracias a esa tarea, no voy a pronosticar y lo tendré listo rápidamente, lo voy a disfrutar. Con esta actitud ganarás en salud mental, todas las tareas se te harán más llevaderas, aprenderás cosas que ni siquiera imaginabas que tenías que aprender, y además, te llevaras un montón de cumplidos y quien sabe… una promoción, un aumento, una sorpresa… Las mejores cosas le pasan a aquellos que se esfuerzan de verdad.

9028284650d271a00ea43a80cb1ef89d

Idea numero 8: Se generoso, ayuda a los demás. ¿Por qué asumir que solo hay que ayudar cuando alguien te lo pide? ¿Por qué solo ser generoso y ayudar si has recibido ayuda antes? Esto es como el famoso karma: pórtate bien y tarde o temprano veras como las cosas buenas que has hecho vuelven a ti. Hazlo por principio, sin tener una lista, ni hacer cuentas. La mayor parte de la gente ni es mala, ni son unos aprovechados. Por desgracia la mayor parte de la gente están simplemente demasiado ocupados consigo mismos para darse cuenta de lo que pasa a su alrededor. Muestra el buen ejemplo, vive con una actitud positiva, y si tienes un mal día, a lo mejor el haber hecho algo por alguien te puede cambiar el resto.

14871-Big-Hug

Idea numero 9: AMAR y compartir. Pero de verdad, sin expectativas, sin poner condiciones. Pasa tiempo con la gente a la que quieres, juega con tus hijos, ponte en contacto con los que están lejos, ten atenciones, se generoso, sonríe, disfruta de la gente y diles a menudo que los quieres, o que estás feliz de tenerlos en tu vida, que los aprecias. La otra cara de esta moneda es que si alguien te hace daño, o chupa tu energía, o te hace sentir mal constantemente… ¡cuanto más lejos mejor! Se inteligente y toma el control de tu vida. No pierdas el tiempo con ellos, que bastante escaso es ya. Si es en el mundo profesional y no te queda más remedio, relativiza… intenta ver las cosas positivas de esa persona y concéntrate en el hecho de que la relación es solo algo casual y temporal, y nada que ver con la gente que te motiva y con la que tú quieres estar. Que no te influencien.

love-yourself

Idea numero 10: Y ¡QUIERETE! Pues sí, parece una tontería pero esto es casi lo más importante. Piénsalo así: tu mente es como un jardín. Si no lo cuidas, la hierba se te estropea, se te inunda el jardín de malas plantas y esta feo y desagradable. Sin embargo, si pones las semillas adecuadas, crecerán flores. Si las riegas y las cuidas, se pondrán preciosas y hasta vendrán distintas mariposas y animalillos a alegrar tu jardín y dará gusto pasearse y pasar tiempo en él. Así que, NO TE CORTES, que nadie te oye: dite TODOS LOS DIAS lo maravilloso que eres, lo que te gustas, lo que te quieres, lo bien que has hecho esto o aquello, lo buena persona que eres… Y ¡te sorprenderás!

¡Gracias por estar ahí!

Besos y abrazos :-)

Hasta la Luna

Quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Yo he tenido la suerte de que una amiga virtual, motu proprio, decidiera hacerme este regalo. Para probarlo, ¡sin compromiso alguno!

Desde que lo vi por primera vez me pareció:

  • Físicamente preciosísimo
  • Conceptualmente excelente
Un paquete-regalo! Ilusión garantizada :)

Un paquete-regalo! Ilusión garantizada :)

Desde su llegada a casa entró con buen pie. El empaquetado ya de por sí, sólido, de calidad. Primera impresión 10/10. Y cuando ya descubres el producto dentro, solo puedes pensar que es todavía mejor que en las fotos. El material me parece perfecto. Las estrellas, la luna y el cohete son preciosísimos. Y el vinilo, flexible, pero resistente. Además se puede utilizar como pizarra. Te ofrece múltiples opciones para colocarlo. Nosotros al final optamos por ponerlo en la pared del “cuarto de jugar” con chinchetas.

Pero mira que es mono!

Pero mira que es mono!

Y por fin, nos pusimos manos a la obra. Proponer un reto a los minis y decidir cuál será el premio si se logra. Para la primera ronda (si, porque ya estamos en la segunda, y es que la pausa no ha durado más que unos días, porque ¡ya lo echaban de menos! ¿Qué mejor señal?) elegimos algo general, tipo, portarse bien, con una acento especial en no discutir. Mano de santo, es oír una pelea, preguntar por las razones de la disputa, ofrecer una solución pacífica y terminar con un “además sino no podremos avanzar estrella esta noche” y ¡voilá! en seguida se encuentra un acuerdo, y todos tan felices.

Solo puedo decir que los minis lo han adorado. Como premio nos fuimos los cuatro al cine a ver “The book of life” (o “El libro de la vida”, que no me pregunteis porqué pero aquí han tenido a bien traducirlo como “La legenda de Manolo”), que os la recomiendo al 100%. Me encanta como está hecha visualmente (con muñecos de madera y decorados de dibujos) y también me encanta como tratan un tema tan delicado como la muerte.

Yuppie! Reto conseguido :) Queremos mas!

Yuppie! Reto conseguido :) Queremos mas!

Y como he dicho, después de una pequeña pausa, ya me estaban pidiendo de nuevo comenzar otra vez. Así que para este segundo reto, he elegido algo que realmente les hace falta y que además es mucho más concreto y mesurable: ¡comportarse bien en la mesa! Vamos, que aquello no se convierta en un campo de batalla :-) Y no es que no coman bien (aunque tienen sus días), es que aquello es una distracción continua (y eso que cenamos siempre los cuatro juntos, sin ninguna distracción más que nuestra propia conversación – y por desgracia algún que otro juguetito que siempre acaba a su vera).

Así que solo puedo felicitar a Laura por su imaginación y capacidad educativa, por su valentía al lanzarse como empresaria y su integridad al ofrecer un producto de calidad. Todo esto aparte de ser una madraza y ofrecer tanta sabiduría y buenos consejos en su blog. Yo ya estoy pensando en ofrecerlo como regalo por aquí, a ver si rompemos las fronteras nacionales y sus productos se hacen famosos ¡por toda Europa! ¿Por qué no? Para mí que su éxito está ¡garantizado!

Y vosotros, ¡todavía estáis a tiempo de haceros con un ejemplar para Navidad (por cierto, ¡hay una promoción todavía vigente para hoy!) o los Reyes Magos!

Besos y abrazos :-)

 

13 de diciembre, fum-fum-fum

¡Madre mía! Casi que no me puedo creer que hayamos llegado al final… Gracias de nuevo a Flor por haber lanzado este proyecto que tan entretenidos nos ha tenido todo el año. Si queréis ver su última aportación y el de muchos otros participantes, ¡no dejéis de visitar su blog aquí!

Para este mes, no hay escapatoria, el tema elegido tiene que ser sin duda la Navidad :-) Aprovecho para dejaros aquí el enlace a una entrada que hice ya hace un par de años, donde os explico todas las tradiciones preciosas que seguimos en nuestro hogar multinacional.

Y la foto elegida no es otra que este collage con la versión 2014 de algunas muestras de nuestra casi Navidad.

diciembre

Y como no, el resumen de todas las fotos con las que he contribuido a este proyecto. El próximo año (porque vamos a seguir, ¿verdad Flor?) voy a intentar ser un poco más temática porque menudo pupurri de imagines (y tamaños)… jejeje, ¡se parece a mi caótica mente!

Calendar

Besos y abrazos :-)

Happy Birthday!

¡Pocho cumple 5 añazos hoy! ¡Feliz cumpleaños pochilín, mi tesoro!

De aquí a nada, me lo quitan de las manos, ya veréis! :-)

De aquí a nada, me lo quitan de las manos, ya veréis! :-)

Hace mucho que no escribo sobre sus pocholadas, y la verdad es que me arrepiento, porque este niño no tiene desperdicio. Imaginación desbordante y alegría constante. Hablar con él, de lo que sea, es una caja de sorpresas: sus razonamientos (siempre bastante acertados a la par que originales), sus preguntas, sus elucubraciones… Eso sí, tiene un toque vago y viva la vida que a veces es un poco frustrante. Cierto es que con eso de ser el pequeño de la casa, inevitablemente, se le ha exigido menos que a su hermana por ser la mayor. Es injusto, pero es así. No cabe duda que a ello se ha unido su encanto natural, su talento para poner ojitos y su facilidad de lloriqueo cuando le conviene (facilidad que por otro lado va unida a una gran capacidad de perdonar y ver siempre el lado positivo de las cosas, todo sea dicho)

En fin, que lo habréis comprendido, es el niño de mis ojos. Es muy cariñoso, muy dicharachero, muy inteligente, muy (MUY) cabezota y muy payasete, gran capacidad de hacer reír a su mamá, lo cual es de agradecer.

Ayer preparamos para llevar al colegio un rico bizcocho de naranja (ver receta aquí), que hemos presentado en el plato de los ninjas que le mando su Ata por San Nicolás. No me cabe duda de que sus compañeros de clase estarán encantados. Y pensar que hay alguno que cumplirá ya los seis en enero… mi pobre chiquitín, siempre el más pequeño :-)

Regalos de momento le han caído los justos, porque entre que el viernes por la noche pasó por casa San Nicolás, que mañana habrá visita de Oma y Opa, y que el domingo es la fiesta con sus amiguitos… me parece que va a acabar catatónico… y ¡todavía falta Papá Noel!

Besos y abrazos :-)